DestinosKioto

La historia imperial japonesa en un solo lugar

Viajamos a lo que alguna vez fue la capital de Japón, es una ciudad famosa por sus numerosos templos clásicos, sus jardines, palacios imperiales, santuarios y casas de madera tradicionales.



A alta velocidad el tren bala de Shinkansen llega a nuestro destino Kioto provenientes de Tokio. Les recomendamos viajeros que utilicen la red de trenes de Japón porque es una de las mejores del mundo. Es la forma más rápida de descubrir el país, ya que alcanzan una velocidad de 320 km/h y cubre prácticamente todo el territorio.

Cuantos días le destinamos a esta mágica ciudad japonesa, nosotros les sugerimos 3 o 4 días, pero va a depender mucho de sus intereses personales, del tiempo disponible y del clima. Aquí le dejamos una pequeña guía para que pueda ayudarles amar su itinerario.

Kioto es una de las ciudades más visitadas de Japón y la estrella de la región de Kansai, fue la antigua capital del país y  dada la historia que tiene y lo mucho que hay que ver y hacer aquí, les recomendamos comenzar su visita por el Castillo Nijo, una de las construcciones más espectaculares y un perfecto ejemplo de la arquitectura japonesa del periodo Edo. Construido  en 1603 y utilizado como residencia del primer shogun del periodo Edo. En  1867, cuando Japón se abrió al exterior, el castillo se utilizó brevemente como palacio imperial hasta que fue donado a la ciudad y abrió sus puertas. La entrada principal al castillo se encuentra al este donde se accede por la impresionante puerta Karamon que los llevará hasta la entrada del palacio Ninomaru donde verán sus salas de tatami, con techos y puertas correderas de estilo japonés bellamente decoradas, esta es la única área donde están prohibidas las fotografías, pero el resto  si se puede. Caminen y recorran cada centímetro de esta hermosura y piérdanse en su jardín Ninomaru, de estilo tradicional japonés.  Para su utilidad les contamos que el Castillo está abierto de 8:45 a 17:00 horas y la entrada cuesta 1000 yenes.




Luego nos dirigimos para visitar el Palacio Imperial de Kioto o Kioto Gosho . Este palacio fue la residencia de la familia imperial japonesa hasta 1868, cuando acabó el periodo Edo y comenzó el periodo Meiji. El Palacio se encuentra en el interior del parque imperial de Kioto para nosotros un lugar ideal donde paseamos y descansamos un poquito del ruido de la ciudad con mas de 700 metros de ancho y 1,3 km de largo.  En el parque se van a encontrar con restos del pasado imperial de la ciudad, además del palacio imperial propiamente dicho. Por ejemplo, podemos ver las preciosas puertas de acceso al palacio o las antiguas residencias de nobles de la corte imperial, se le suman varios templos y santuarios en el complejo, entre una abundante naturaleza.  Si viajan en los meses de marzo y abril encontraran florecidos los increíbles cerezos llorones, lamentablemente no fue nuestro caso.

Kioto #1



El Parque Imperial de Kioto  esta abierto todos los días con entrada gratuita. En cambio el Palacio Imperial de Kioto abre de 09:00 a 17:00 horas (de abril a agosto), de 09:00 a 16:30 horas (de septiembre a marzo) y de 09:00 a 16:00 horas (de octubre a febrero) y los lunes esta cerrado.
El ingreso a ambos lugares es gratuito.



Estábamos ya un tanto agotados y decidimos irnos a descansar al hotel, pero esta vez no es un hotel tradicional si no que elegimos alojarnos en un hotel cabina/capsula en pleno centro llamado Centurium Cabinas Hotel. No es más económico que un hotel tradicional pero la experiencia fue grandiosa.  Las habitaciones capsulas están muy bien equipadas con varios enchufes, televisión plana y sus respectivos auriculares, mesa rebatible para apoyar la notebook y un colchón muy cómodo. El plus es el sauna y spa que les ayuda a relajarte, tengan en cuenta que están separados por sexo y está prohibido ingresar vestidos a esa zona. Limpieza y pulcritud increíble en todos los espacios. Anímense!

Kioto #2



Aunque se encuentra abierto durante las 24 horas del día nosotros muy temprano nos dirigimos a visitar  el santuario Fusimi Inari Taisha, uno de los instagrameables por los turistas, gracias mil toriis naranjas, aunque un poco difícil lograr tomarte una foto en solitario.  A pasos de la estación de JR Inari, caminen unos 200 metros tras pasar el primer gran torii de color bermellón hasta llegar a la puerta Romon y a partir de ahí seguir la ruta que deseen. Es uno de los santuarios más conocidos e importantes de todo Japón Y también es uno de los más antiguos, ya que existe desde el siglo VIII. Dedicado a la deidad Inari dios del arroz y por consiguiente el patrón de los comerciantes. Esto  explica los miles de torii que encontraran, uno detrás de otro, por sus 4 kilómetros de caminos ya que han sido donados por comerciantes que ponen sus nombres o los de sus negocios en los torii para que el dios Inari les sea propicio. Después de pasar la puerta de acceso, llegaran al salón principal Honden con un estilo uchikoshi nagashi-zukuri  con decoraciones típicas del periodo. Luego de ver los edificios cercanos al salón principal, llegan las esperadas  mil puertas torii de color  naranja intenso o Senbon Torii, imagen icónica del santuario .

Otro santuario que nos dejó maravillados es el Heian Jingū situado en el barrio de Higashiyama conocido por su gran torii de color rojo  de 24 metros de alto y la distancia entre los dos pilares es de  casi 34 metros. La gran mayoría de sus estructuras como por ejemplo la puerta Oten-mon, se construyeron siguiendo el estilo del edificio Chodo-in, el edificio de la administración de la capital Heian y el más importante de la antigua capital. Al cruzar esta puerta de color bermellón y tejas verdes construida en 1894 entramos en el complejo propiamente dicho del santuario Heian, un espacio muy amplio. A izquierda y derecha podemos ver las puertas laterales Nishi-mon y Higashi-mon y al lado de las puertas laterales encontramos dos salones Gakuden y Kaguraden, de estructura muy parecida al santuario exterior. Y a disfrutar del lugar y de sus jardines, solo recuerden que cierran entre las 17:00 y las 18:00 horas dependiendo la época del año.  La entrada al santuario es gratuita.

Para no aburrirlos entre tantos templos y santuarios hacemos un corte para saborear exquisitos platos típicos del país y para ello les recomendamos se den un paseo por el  Mercado de Nishiki, un distrito comercial de 5 manzanas de longitud en los que van a encontrar cientos de tiendas y restaurantes. Es muy conocido como la cocina de Kioto ya que está especializado en todo tipo de comida y objetos de cocina, como por ejemplo mariscos, cuchillos hechos a mano, menaje…  Si te gustaría llegarte algunos presentes, este es el lugar perfecto  comprar dulces japoneses, o degustar un rico sushi, si no se animan a comprar directamente aprovechen que algunas tiendas les dan muestras gratuitas.

La ciudad es tan bella y tiene mucho mucho por descubrir, pero hay un pequeño santuario muy cerca del Mercado Nishiki que les recomendamos incluyan en su visita llamado Nishiki-Tenmangu. Estarán en contacto con la gente local y podrán ver como son sus ceremonias religiosas, sus ofrendas, sus costumbres. 

Otro lugar muy tradicional para cenar es Pontocho, una preciosa calle peatonal de Kioto llena de restaurantes de madera, tiendecitas y mucho ambiente. La calle va desde Shijodori hasta Sanjodori. Nosotros decidimos recorrerla al caer la tarde para hacer fotografías de cada detalle iluminado entre las horas 17:00 hasta las 23:00 hs con más ambiente. Entre los meses de mayo a septiembre la mayoría de los restaurantes del lado este de Pontocho tienen vistas hacia el río Kamo con terrazas temporales sobre el río, al aire libre. Es un lugar fantástico para cenar con buen tiempo, pero también recuerden que es muy caro, pero muy caro…….

Kioto #3



Si te gustan las ceremonias del té les recomendamos Kioto es un destino ideal para llevarlo a cabo. Por ejemplo, en el templo Jotokuji se realizan unas preciosas ceremonia del té tradicional, conocer el arte del té japonés, su ritual, el significado social para la cultura.


Otra actividad súper divertida que le recomendamos hacer si les gusta es poder alquilar un kimono tradicional en cualquier tienda céntrica de la ciudad y pasear todo un día con ello y tomarse fotografías. Hay más de 500 combinaciones de kimonos tradicionales para elegir. ¡toda una experiencia!

A seguir recorriendo Japón ¡!!!!


Suscríbete a nuestro Newsletter