DestinosQuebec

No solo China tiene grandes murallas….

Declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, rococó, neoclásica y muy europea en Norteamérica.

Quebec



Si te gustaría sentirte en la época Medieval y respirar historia, entonces  tenes que caminar por las calles de adoquinadas del casco histórico de Quebec, un lugar rodeado por una gran muralla de 4,6 km y una fortificación militar que la custodia  “La Ciudadela”. A pocos pasos la historia religiosa la encontraras en la suntuosa Basílica Catedral Notre Dame de Québec.
En el corazón de la plaza de armas  podes contemplar el  majestuoso hotel  y el más fotografiado del mundo, el ‪Château Frontenac‬  hoy perteneciente a la cadena hotelera Fairmont. Es el icono de esta ciudad y es aquí donde en su lobby hay más visitantes que huéspedes alojados en el.

Como en muchas ciudades de estilo medieval, se enclavaron en grandes laderas, por ello tienen muchas subidas y bajadas. Si queres caminar y ejercitar no te vas a arrepentir porque sus calles son maravillosas, sino se puede viajar en el funicular, ‬un medio único en su estilo en Norteamérica que te permite llegar  tanto a la parte baja o como alta del casco histórico en un recorrido de tres minutos.

Place Royale es donde, en 1608, Samuel de Champlain fundó la ciudad, hoy convertido en un pintoresco barrio de tiendas y restaurantes. Si tu interés es la historia de la civilización francesa en América del Norte  visita el centro de Interpretación de Place Royale, tene en cuenta que en verano funciona permanentemente y el resto del año solo los fines de semana. Frente al museo esta Notre Dame des Victoires,  la iglesia de piedra más antigua en América del Norte.  Agrégale un souvenir o un producto exclusivo del  Quartier Petit Champlain muy cerquita del acceso al funicular.

La Colina del Parlamento es otro punto  que no podes dejar de recorrer, es la zona de edificios del Gobierno  y se llama así por la majestuosa silueta del Edificio del Parlamento,  recordá que las mejores vistas y  fotos las podes tener  desde la Fuente de Tourny. Te recomendamos unas buenas tomas nocturnas para admirarla de otra manera.
Para apreciar desde la altura nos fuimos al Observatorio de la Capitale, subimos 221 metros en sus 31 pisos, y desde allí obtuvimos grandiosas panorámicas.

A solo unos minutos de la ciudad  se encuentra la Montmorency Fall una cascada más alta que la del Niagara que cae con una fuerza tremenda y lo mejor es que, te podes acercar muchísimo a ella mojándote un poco jejejej. Combinamos esta visita con un recorrido de sabores variados por toda la ciudad. 

Au Revoir Quebec!

Quebec entre Cascadas y Sabores









Suscríbete a nuestro Newsletter