DestinosJaipur

Rosa y real como pocas.

Cuna del Palacio de los Vientos, residencia oculta de las damas reales y de grandes historias de amor entre hendijas.

Ingreso al Palacio en Elefante



Siguiendo para el este del Rajastán llegamos a Jaipur, y empezamos a recorrerla bien moviditos, de una manera única, nos fuimos a visitar el Fuerte de Amber un antiguo palacio ubicado a unos 11 km de la ciudad. Esta vez el ascenso al palacio no lo hicimos caminando, ni en ascensor como en Jodhpur si no que nos montamos sobre el lomo de elefantes. Por ser nuestra primera vez fue asombrosa y un tanto rara porque nuestra elefanta (son todas hembras) andaba un tanto encaprichada jajaja. A tener en cuenta, minutos antes de llegar a la puerta de ingreso del fuerte la presión por la propina de parte del jinete se torna un tanto dura, es aconsejable acordar todo previo a subir, incluyendo la propina.

Al llegar a la cima de la colina, se encuentra el Palacio de arquitectura Rajput, con varios apartamentos, el hall de la Victoria, el hall de los Espejos, el hall del Placer (una maravilla de ingeniería del siglo XVII, con un sistema de “aireacondicionado” basado sobre la circulación del viento cual pasa a través de una cascada de agua y de esa manera climatiza las salas sumado a que,  las paredes de este canal interno se encuentran revestidas en mármol) y el Templo de la diosa Kali. El ingreso al Palacio te cuesta 500 rupias por persona. En la actualidad existe una zona no visitable donde vive la familia real de Jaipur, admirados por gran parte el pueblo, anque dificil de creer, monarquias del siglo XXI.

De regreso a la “ciudad rosada”, nos dirigimos a visitar el corazón de la vieja ciudad, allí se encuentra la residencia real anterior al Palacio de Amer. Con una mezcla de estilos arquitectónicos entre rajasthani y mughal, hace atrayente tu visita y te invita a caminar cada uno de sus antiguos aposentos, el museo de la ciudad, las galerías de arte con colecciones de pinturas, miniaturas, alfombras y objetos pertenecientes a la corona real.

Muy cerca del palacio de la ciudad podes visitar el Observatorio, con su precioso reloj solar confeccionando en piedra, conocido como Jantar Mantar, fue construido por Jai Singh II, gran astrónomo, con milésimas de segundos de diferencia a los relojes modernos, solo que este es muy antiguo y actualmente los estudiantes de  astronomíapueden medir las posiciones de las estrellas y calcular eclipses.

Tras recorrer sus preciosas calles, algunas muy estrechas, llegamos al edificio mas bonito de todos, el famoso  Palacio de los Vientos  un verdadero símbolo de Jaipur, construido totalmente en piedra de arena rosada en 1799 . Su fachada en rosa y blanco es majestuosa, fue construido para las damas del palacio, estas podían observar el exterior sin ser vistas a través de sus numerosos miradores repletos de casi un millar de ventanas y celosías. Es un edificio de cinco pisos y  a medida que vas ascendiendo los pisos se vuelven más estrechos, dibujando la cola de un pavo real, uno de los animales que en la India tiene un valor simbólico. El ingreso te cuesta 100 rupias por persona.

Palacio de los Vientos



Nos alojamos en el Hotel Alsisar Havelli un auténtico hotel patrimonial ubicado en una mansión del siglo XIX. Cuenta con hermosos jardines verdes y una preciosa piscina con decoración de pavos reales. El gran salón comedor donde desayunas es impresionante ver las pinturas reales con detalles que te harán sentir una reina. Nuestra habitación fue muy grande, comodaa razón de 59 USD con un exquisito desayuno

Nuestro viaje continua hacia Agra para amanecer frente al símbolo universal del amor eterno “Thaj Mahal”.

Palacio de los Vientos

Suscríbete a nuestro Newsletter